0 item(s)
0 item(s) en su carrito de compras

Nueva apertura en Mendoza, Sosneado - Torre Real Primer Ascensión

 

La historia de la Torre Real – Primera Ascensión


Hace varios años cuando comenzamos a ir a escalar a la zona de Sosneado en Mendoza, con Lucas observamos un valle que no pararía de quitarnos el sueño, por mucho tiempo.
Este hermoso valle lo hemos bautizado como Valle Real y ya se enterarán por qué.
Recorrerlo en su totalidad nos llevó al menos 10 viajes, No porque fuera algo imposible, sino porque a cada paso recorrido encontrábamos desafíos que no podíamos dejar inconclusos.
Recuerdo perfectamente como la ansiedad nos mantuvo soñando durante dos años, en aquel tiempo llegamos a viajar hasta casi una vez por mes o al menos cada dos meses. 1200km no eran nada después de todo.
Hoy toca narrar una pequeña historia, pues en abril de 2012, logramos la primera ascensión de la mencionada Torre Real que fuera nuestro anhelo luego de todo éste tiempo.
Para contar un poco más sobre el lugar, el valle va en ascenso comenzando a unos 2600m y culminando a unos 3000m por un acarreo de piedra grande en su inicio para luego pasar por piedra mediana y finalmente por prácticamente arena o piedra muy fina con tierra.
El mismo se recorre en unas 3 horas y media desde el campamento, no es gran cosa en cuestiones de tiempo, pero hoy hay al menos unas 11 agujas abiertas y eso es lo lindo.
El valle se desdobla en varias ramas y tiene curvas, por ello sino se lo remonta no puede verse que hay más arriba.
En cada viaje recorríamos un poquito más, donde una y mil veces nos mirábamos cara a cara, con sonrisa de por medio y moviendo la cabeza repetíamos las mismas palabras con cada paso, “No lo puedo creer…”.
Nuestras primeras aperturas fueron en la aguja del Misil, luego logramos la apertura de varias agujas como La Napia, La Torre Gris, El Champiñón, La Cresta, Aguja Plegarias y otras, todas increíbles formaciones de entre 150 y 200m del más variado y grandioso granito.
Pero desde el principio, allí en lo alto, se erguía una formación en forma de aguja de la más hermosa estética, cuando logramos avistarla por primera vez a medida que nos internábamos en el valle y luego de muchos viajes, Lucas dijo: “eso que está allá arriba es como la Torre del Trango en Paquistán”.
En un segundo de gracia, dijimos “Claro, pero con la diferencia que estamos en Argentina, entonces que se llame la Torre del Tango (sin r)”.
La Torre del Tango, parecía algo imponente, debatíamos si tendría 200 ó 300m vista desde lejos, algo normalmente muy difícil de determinar por verla en perspectiva desde abajo y de lejos.
Pero cuando visitamos finalmente esta formación y ya más de cerca, comprendimos que la realidad era que lo que se veía eran dos torres superpuestas, que desde la lejanía no se diferenciaban.
Fue una gran alegría porque ahora teníamos doble desafío, la Torre del Tango y una segunda que se llamaría desde ese momento La Torre Real.
Mas luego, la Torre Real nada tiene que ver con la realeza, pues su historia es otra, pero siendo que domina la máxima altura del valle, las sucesivas aperturas en valles vecinos fueron nombradas como Aguja el Rey y Aguja Fortaleza, dentro del Valle Blanco (historia aparte).

Así fue que llegó el día que realizamos un primer intento a la Torre del Tango. Encaramos por una laja-fisura muy bonita y de buena dificultad, logrando dos largos, hasta que la misma se terminó y no tuvimos forma de conectar para continuar.
Nuestro segundo intento fue en diciembre de 2011 y logramos la primera ascensión de la Torre del Tango, la ruta transcurre por un diedro de lo más espectacular que hemos escalado y en honor a su nombre de pila la hemos llamado “Por una cabeza” (Tango clásico de Carlos Gardel). Finalmente son unos 140m y una dificultad máxima con una salida de techo 7a, y luego el diedro de 6b+ sostenido.

Haber llegado a la cumbre de la Torre del Tango nos dejó ver por primera vez la hermosa Torre Real por completo. Maravillados, una vez más habíamos encontrado el dulce elixir para alimentar el motor que pone en marcha nuestro día a día.
Una vez de regreso en casa y foto de por medio, estudiamos todas las posibilidades y trazados de nuevas rutas. Una sola cosa nos mantenía algo inquietos, pues la cumbre de la Torre Real parecía alcanzarse por una gran fisura muy ancha o posible chimenea, unos 5m finales que se veían desde lejos.
Habría que llegar hasta allí y verlo de cerca, no quedaba otra, pero eso sería en el próximo viaje.

En abril de 2012, volvimos a la zona, esta vez objetivo en mente.
Cuatro amigos, Lucas Alzamora, Carlos Guerra, Diego Molina y quien escribe (Naka).
La pasamos muy bien, la Torre Real no era tan grande como parecía, tan solo 150m. Por capricho de Lucas empezamos por un diedro bien duro, creemos que puede ser un probable 7c. De más está decir que no lo encadenamos (sacar en libre todos los pasos) y nos dejó la boca bien seca, de eso seguro me acuerdo. Carloncho y Molina formaron una segunda cordada y atacaron por una variante más lógica de 6a para el primer largo.
Fue una escaladita de otoño con paisaje blanco y nieve acumulada sobre la roca en las secciones menos verticales.
Finalmente allí estábamos, quedaba el ataque final a la cumbre, pero ya no teníamos incertezas, pues se trataba de una chimenea de aproximadamente 1 o 1,5m de ancho.
Me tocó salir y escalar con una sencilla técnica de chimenea. Llegar a la cumbre fue una satisfacción enorme. Luego llegó el resto del equipo y nos abrazamos felices y contentos.
El nombre de la vía no podría haber sido otro que el que elegimos, “Buena vista club social”.
Carloncho mediante un rappel pudo subirse a una montaña vecina y tomar esa espectacular foto de cumbre.
La Torre Real está allí esperando su primer repetición, lo mismo la Torre del Tango y muchas otras. ¿Serás vos el próximo en escalarla?.

Muchos éxitos!!!
Abrazos
Naka

 

 

 

Cumbre Torre Real - Buena vista Club social 150m 7c?, variante 6a
Alzamora Lucas - Guerra Carlos - Molina Diego - Nakamura Diego

Lucas comenzando el diedro

Carloncho en la variante

Lucas con la chimenea de cumbre atrás (Torre Real) 


Naka en la cumbre de la Torre del Tango - 1 ascensión. La Torre Real detrás

La Torre del Tango


La salida de techo y diedro en la Torre del Tango

En la cumbre de la Torre del Tango con Lucas (con la bandera) y Naka

Artículos relacionados